Skip to main content

     Tessa Estévez aprendió a cantar de niña escuchando a los Beatles mientras convalecía de una operación de apendicitis. Empezó su trayectoria musical antes de los 20 años en varios grupos de pop-rock e incluso llegó a la fase final del concurso de rock Villa de Madrid. Ya en los 90, con Los Líquidos y los Temporales, rodó por algunas de las más emblemáticas salas madrileñas como Sirocco, Moby Dick o Barracudas. Simultáneamente ejercía de periodista y empezaba su formación musical con Rubén Melogno (Rockodromo) y Fernando Saizal.
     Ha participado en numerosos proyectos musicales como solista, en dúo e incluso en coro. De ellos destacan “Son de Mujer, las canciones que ellas escribieron”; “Tres en la Cartelera” o “Harmonía, una ópera comestible”, representada en Matadero de Madrid bajo la dirección musical de Fernando Saizal. El teatro también forma parte de la experiencia artística de Tessa Estévez. Ha pisado las tablas como parte de la compañía “The Madrid Players”; “English Theatre Madrid”, “Tespis Teatro” o “Eccoteatro” con quien representó el monólogo Telomerasa en Madrid en 2017.